Algo de mi

Mi foto
Colon, Entre Rios, Argentina
A ver... no tengo forma de describirme. Soy lo que soy. Original, creativa, amante de los libros y las películas. Acá encontraras un popurri de cosas. Entre sentimientos, emociones, enojos y enamoramientos. Hasta el ultimo vídeo que vi y el ultimo libro que leí. Es un poco de mi vida. Un poco de todo y un poco de nada.

1 ago. 2012

Carta a mi madre


MA: leela toda!

¿Me podes explicar porque ahora te agarro esa manía de no hablarme? ¿Que tenes diez años q t enojas y no me hablas? ¿Desde cuándo una madre normal  hace eso?
Bueno a decir verdad nunca fuiste una madre normal. Siempre con tus obsesiones absurdas y los castigos sin sentido.
Decime vos, ¿desde cuándo una madre prohíbe a su hija de DIECISIETE AÑOS salir un sábado a la noche por el hecho de que llego a las CINCO DE LA TARDE en vez de a las cuatro? Jamás me entere de una madre que haga eso… menos que la misma la deje a su hija de CATORCE años salir un jueves a la noche y volver a las CINCO de la madrugada y no dejar a la mayor salir un viernes a la noche con el novio después de una cena.
¿Te das cuenta de la diferencia que haces entre mi hermana y yo? (No tengo problemas con la libertad que le das a mi hermana, pero exijo la misma libertad para ambas, en realidad más para mí ya que soy mayor)  A mí jamás me dejaste quedarme a dormir en lo de una amiga, a mi hermana todos los días la dejas. A mí me decís de todo si un domingo no lavo las botas que use el sábado y a ella la dejas desde el jueves que las tenga tiradas por ahí.  Yo tengo que lavar todos los platos de la noche anterior, colgar la ropa, cocinar y muchas otras cosas que tenga que hacer en la mañana y ella como ya no tiene nada que hacer no le decís nada, cuando puede haber una pila platos para lavar. Claro todo porque ella “tiene buenas notas”, yo tengo todas las notas bien y sin embargo ella tiene más privilegios. A mí me investigas hasta si voy a la esquina y ella puede andar donde quiere con quien quiera que nunca le vas a decir nada.  ¡Qué te pasa! ¿Por qué haces tanta diferencia? Ni una oportunidad para nada me das.
Si no te cuento las cosas es porque no te tengo confianza. Porque donde te cuento algo empezas  a los gritos, empezas a amenazarme con que no voy a salir más. Todo lo que hago, o no hago, te molesta. Todo merece un castigo para vos, todo merece que no salga más. Claro total, la secundaria la vivo una sola vez y una sola vez voy a tener diecisiete, pero a vos no te importa. Cuanto menos salga mejor. Total después a los 25 cuando termine de estudiar y este trabajando salgo todos los días ¿no?
¿Vos nunca tuviste diecisiete? Sí, yo se que sí. Sé que “hiciste todo”. ¡Por esa misma razón deberías entenderme! Si tanto hiciste cuando eras chicas ¿por qué no me dejas que lo viva yo también? Uno no puede evitar que otra persona se choque contra una pared, y si no lo hace ¿cómo va a aprender? De las experiencias se aprende. Es re feo que te pregunten por qué no salís y responder “porque me demore una hora”; “porque no me dejan”. Mis amigos todos me dicen: “¿Qué le pasa?”; “¿Pero sabe que vos tenes diecisiete ya?”.
Además poniéndome todas esas reglas y todo no logras nada, solo dejarme sin disfrutar de algo y enojada. ¿Y que ganamos enojándonos? Nada.
Quiero que hagamos una tregua, que terminemos con esta guerra. Poner límites para las dos. Tanto para mí como para vos. No podes seguir prohibiéndome todo, enojarte y no hablarme. No tenemos dos años. ¡YO NO TENGO DOS AÑOS! Y estoy cansada que me trates como una nena chica, ¡Mi hermana tiene más privilegios que yo! Quiero por lo tanto proponer mis condiciones, porque vos sabes que yo te cumplo. De eso no te podes quejar. ¿Cuando viste que una adolecente vuelva a los horarios que vos pones, que no se escape, que te diga donde esta todas las veces que me llamas, que no salga porque vos le decis que no lo haga, que no te grite  y ¿se porte tan bien como yo? No podes negar que me porto bien.
Asique lo que quiero es:
1.       ¡Quiero libertad! ¡No me pongas horarios para todo! ¿Qué te jode si vuelvo a las 7 o a las 9? ¡Si sabes dónde estoy!
2.       Está bien que me lleves a Alta vista, no te lo niego, es en la ruta y toda la bola. Pero a Defe me puedo volver caminando, son 10 cuadras como mucho.
3.       No es necesario que cierres la puerta, para después abrirme para “evaluar el estado” y ODIO QUE ME HUELAS COMO LO HACES. No soy un perro para que lo hagas, por lo menos disimula.
4.       No me amenaces con no salir si no hago algo. Odio que lo hagas, ya te lo dije ¿si no lo hago ahora cuando lo voy a hacer? Además yo tengo mis tiempos para hacer todo. ¿Por qué tengo que hacer todo cuando vos queres?
5.       Déjame ir a jodas, ir  a Villa Elisa, Ubajay, Concepción o donde sea que mis amigos quieran ir. No me va a pasar nada por salir una noche y volver en colectivo. No conozco a nadie que le haya pasado algo por salir una vez. ¿Acaso vos no ibas a Ubajay con papá? ¿No ibas a Villa Elisa con él?
6.       ¿Qué te jode que lo vea a mi novio todos días? ¿Qué me quede hasta tarde con él? ¿Acaso vos no lo querías ver siempre a papá cuando estaban de novios? ¿No querías estar todo el tiempo con él? Además no te estoy diciendo que me voy a ir a vivir con él, o me voy a quedar todas las noches, te estoy diciendo de verlo un rato nada más.
7.       Me molesta también que te creas todos los puterios que te dicen. Claro porque “vos sabes todo, no es necesario que preguntes porque te tocan el timbre para contarte”. Deberías confiar más en mí antes que en todos los puterios, por más que sean “de buena fuente”.
8.       Me molesta mucho que me des $20 como mucho para salir porque no queres que tome.  Y que me digas a cada rato “cuidado con lo que tomas”; “que yo no te vea tomando”; “más te vale que llegues bien” UNA sola vez llegue mal, y sabes que no lo voy a volver a hacer. Pero me da VERGÜENZA ir a todas partes con $20 y decir, “No mira no voy a hacer tal cosa, o tomar/comer tal otra xq no tengo plata”. Lo del día del amigo fue vergonzoso, las chicas querían comer pizza y yo no tenía plata y tuvieron que poner un poco todas para no dejarme afuera, encima me decían:” está bien Gime entendemos como es tu madre no te preocupes.”
Sabes que yo cumplo horarios y te aviso donde estoy. Te aviso hasta si voy a llegar tarde. ¿Qué más queres a cambio? Este año hasta buenas notas tengo.
Básicamente eso, no horarios y libertad. No a los puterios y si a las salidas.
Sabes que te amo ma, pero me saca todo lo que haces en contra mí. Sé que me amas y que lo haces “porque me amas y es por mi bien” pero me gustaría que seas mas como una madre normal y no tan cuida y rompe. 
Otra cosa, para tu salud deja de gritar tanto. Hablando la gente se entiende y gritando solo se enojan. Si algo no te gusta no grites, ¡hablalo!
No quiero que me contestes quiero que lo pongas a prueba.
Te amo
Gime